miércoles, 14 de julio de 2010

Combatirse a uno todo el timpo

Combatirse todo el tiempo,
ir cambiando los lentes
hasta encontrar
los que sientan bien
o los que hacen bien
a uno, a lo que
se combate todo el tiempo.

Quizás no,
quizás seguir
buscando sin miedo
nuevos cristales
nuevos ojos.

Problemas y soluciones

Es fácil llegar
a la tautología,
zambullirse en el cero
desde lo más alto.
Todo y nada
si y no
o quizás ninguno.

Está en las cosas,
en los hombres
mejor dicho.

Cortázar dice: combartirse
a uno todo el tiempo.
¿Combatir también al que combate
-parte de uno-?
¿Qué combatir? es decir
¿Hasta dónde?

Al que conteste estas
preguntas
¿Combatirlo también?

jueves, 8 de julio de 2010

Las hojas de la higuera

Parte del mundo
mi mano ya esta en tu boca.

Un beso borra la boca
y la caricia a la mano.

El poema borra al poeta
como el vuelo sustrae al pájaro
y el viento las hojas de la higuera.

Todos reaparecen de pronto
para que el poema se termine.

O quizás es por
el fin del poema que
el poeta puede volver.

Los meridianos del mundo

Uno de los meridianos del mundo
tiene que pasar por aquí.
Mundo en meridiano entre
tu pierna y la mía.
En algún rinconcito
de diciembre bajo las sábanas
nuestro mundo tiene
que estar en algún lado.

Doce pisos

Doce pisos de altura
una habitación
cuadrada contra una pared
la cama. La ventana.

Desde allí los grillos
el ruido de los grillos,
el que los grillos hacen
desde el suelo
doce pisos
más abajo.

domingo, 4 de julio de 2010

Lo otro

Veo casi todo,
menos a mí.

Veo el árbol que no soy,
el suelo, las cosas
y el cielo que tampoco soy.

Procediendo por inversión
llego a mi encuentro:
empiezo justo
donde termina lo otro.

Un poquito más acá
de donde termina tu mano.

Despertar

"Gracias Dios por no saber nada,

por poder pensar que todo es bueno."




¿Cómo terminará este día?

¿Cuánto durara este amor?

¿Qué estupidez haré esta vez?

¿A quién me encontraré al doblar la esquina?

¿Hasta qué punto, mis planes saldrán diferentes?

Acabo de despertar,

Y es como si

no supiera casi nada.

El fondo

“Ay, yo lancé ciertamente mi red en sus mares y quise pescar buenos peces; pero siempre
saqué la cabeza de un viejo dios.”
F. Nietzsche



Se vacía el mar de la culpa,
Se le da vuelta al asunto,
Mientras se evacúa el agua
Y al final,
Cuando ya el lecho esta vacío,
Sobre el fondo yace
Desnudo un Dios descubierto.

Ahora sí: comienza el diluvio.

El espejo de Lacan

No me veré completo nunca,
Más que en una imagen.
Sólo los otros están completos,
Junto a mis fracciones.

Las partes del todo,
No suman el todo
Que es siempre más.

Lacan me muestra un espejo
Que nunca es suficiente.

jueves, 1 de julio de 2010

La dialéctica del mundo

El mundo es una
dialéctica constante.

El mundo dice esquina
y yo me doblo
como una puerta que se abre.

Dice piedra y seguramente
responda mi caída.

El mundo también dice vos
y vos decís hola.

Y yo me veo más que nunca
en todas las cosas.

No se quién

Yo es no saber quien soy.
Soy es no se quién.

Es uno que tiene miedos
viejos y que los actualiza.

Es otro que se adelanta
como la proyección del sueño.

También es aquel cuyo rostro
jamas verá el espejo,
que inaccesible sin embargo
es el mas probable.

La punta

La punta de la locura
toca y asusta.
Obliga a recogerla de inmediato.

La locura en la punta del sentido
se inflama
Y hay algo que si no ríe tiene vergüenza.

El sentido también es una punta,
pero de lo que no se sabe.

Algún extremo custodiado por el miedo.

3:58

La tinta no sale,
no dibuja,
no se desliza no se acopla.
Es más bien un filo
seco que raya
el papel
incómodo que no quiere
ser escrito.

La moneda tiene dos caras
iguales que saben
caer y engañar.

Estas desnuda
sin sentido como la bocina
del tren a lo lejos
que alerta al que cruzará
de todos modos.

miércoles, 16 de junio de 2010

Mañana juega Argentina

Se va
a veces
volando como el dardo
que es disparado sin meta.

Esperando dar contra algo
esperando el encuentro
que de sentido al vuelo.

La otra forma
es no pretender ningún encuentro
Es búsqueda que se olvida a sí misma.

Es cerrar los ojos
ahora
para abrirlos
en el impacto.

Amanecer

Cierro los ojos buscando la noche
que llega de inmediato.

Pero el día surge sorprendentemente
de la misma noche.

Entonces se encienden palabras
y los dedos de Aurora
me abren los ojos.

martes, 15 de junio de 2010

El poema más grande

El poema que se escribe en la hoja
es parte de otro poema más grande
que no se agota en el papel.

Un poema más grande que se escribe
con la lengua sobre la piel,
con la goma en el asfalto.
Con los ojos sobre las cosas
y con las cosas mismas.

Uno que se escribe hasta con silencios,
pero uno que se escribe siempre.

Asomarse

Levantar la cabeza,
sobre el paredón;
abrir una puerta,
correr una cortina,
encontrar un recuerdo perdido.

Asomarse al mundo es asombrarse.

Coquetería

Las cosas son de una sola forma:
inaccesibles.
Se resisten siempre a la mirada
que nunca las descubre por completo.
Cambiar la mirada es desvestir
para volver a vestir al instante.

La relación del hombre
con el mundo,
se articula en una coquetería.

Mañana

Mañana pensaré otra cosa
aunque piense lo mismo.
Celebraré con éste poema
un pensamiento último.

Será la única forma
de salvar la paradoja
de saber que mañana será lo mismo.

Irremediable

Tomar el texto desde el intersticio más grande,
con dos dedos,
ayudándose un poco con las uñas
y tirar hacia arriba,
como sacando un pañuelito descartable del paquete.

Ver como se corren las letras
y el blanco va en aumento.

Finalmente el texto se irá al suelo
y quedará la hoja vacía.
Hasta el intersticio ha desaparecido en la mano
y la hoja vuelto blanca otra vez.

Siempre queda un pozo sin tapar
donde un tropiezo devuelve el silencio a su lugar.

Expedicion

Sale de su casa,
está oscuro pero sabe donde va.
Quizás se pierda.
Camina oscuro camino.
Ya no sabe.

La penetración borra la duda.

¿Hasta dónde llegará?
Camina lejos de su casa ya.

Sólo ella esta despierta:
hormiga intrépida en mi nariz.

Las manos

Todo lo que se ocupa
fue previamente abandonado.

El nido de un pájaro,
El charco de agua
que el aire cede a la lluvia.
La palabra que se apropia del silencio.

Incluso la muerte prepotente
debe esperar,
que las manos caigan.

viernes, 28 de mayo de 2010

De como la tierra se salvo de una invasión

"(...) La tarea había concluido, la estrella estaba limpia. pero su luz, incorporándose a la luz de las restantes estrellas acogidas a los beneficios de la Sociedad, sobrepasaba ya las posibilidades de la sombra.

La noche quedó instantáneamente abolida. Todo fue blanco, el espacio blanco, el vacío blanco, los cielos como un lecho que muestra las sábanas, y no hubo más que una blancura total, suma de todas las estrellas limpias...(...)" - Julio Cortázar / Los limpiadores de estrellas -

Muy lejos de allí, en otro punto del universo, que bien podríamos llamar otra galaxia, se asombraron al ver tan espléndida luz. Enseguida comenzaron las reuniones y los debates acerca de los orígenes del fenómeno acontecido y de las medidas que se deberían tomar, suponiendo que el acontecimiento pudiera traer consecuencias para su mundo.
Al cabo de meses de ardua investigación y debate, llegaron a la conclusión de que no había motivo alguno para preocuparse. Los anteojos para sol Forever Night inventados hace varios años servían perfectamente. Con ellos podían ver el gran suceso sin molestia alguna. Hasta distinguían con exactitud a la tierra, el"Planeta de las sombras", como lo llamaban ellos, debido a que no veían mas que un punto negro.
Todo lo ocurrido los animo a preparar una gran expedición hacia el Planeta de las sombras, que ya no lo era, con el fin de investigar y recolectar información.
Cuando las naves se acercaron a una distancia en la que ya no podían diferenciar matices, se desintegraron.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Todo movimiento termina
de dos formas.
O penetra la cosa,
o bien se estampa contra ella.

Quizás haya una tercera opción,
la de una convivencia
que sea penetración y estrello.

Ese es el sueño del hombre.

Nombre

Una a una pronuncio
las letras
que se juntan para traerte.

No siempre venís.

A veces,
solo una parte
viene.

Una a una pronuncio
lo que te nombra
que casi nunca es suficiente.

Narracion

En un momento dado los número volvieron al cero.Los colores al arco iris.Las voces se fundían en el silencio.Todo lo desplegado regresaba.
La gente en los caminos, el agua de los ríos y los caminos de la gente. De pronto una presencia fue detectada. Aquella del que resiste. Y se abrieron los ojos.

El viaje del héroe

El viaje del héroe
el de todos los días.
Sale y vuelve cuando
no naufraga en alguna
noche.

Cumpliendo con el inconsciente
colectivo tomó la 502
y escribió después
unos versos mirando
por la ventanilla alguna chica.

El vivía casi
permanentemente en el
inconsciente.
Hay un intersticio
entre cada hombre,
a veces imposible de saltar. -salvar-

Hay también un intersticio en el mundo,
no menos difícil.
El hombre.
Hay un texto también al revés,
en blanco al lado del otro:
El texto que escribe el intersticio.
Un texto que se escribe solo.

Un texto que no sabemos leer.

7 pm

Los intersticios de la ciudad,
son los lugares preferidos por la luz.
La mirada se detiene en ellos,
aunque no nos demos cuenta.

El pensamiento se detiene también,
-y a veces tropieza- en los intersticios de la memoria,
aunque tampoco nos demos cuenta.

Así el olvido es también no darse cuenta.

miércoles, 29 de julio de 2009

Indivisible

La palabra descubierta
a través del contexto,

un hombre que no es tal
sin su circunstancia,

y esta mirada que interpretas
en medio de un rostro que vibra:
tampoco esta sola.



Me lo prueba la realidad de la palabra
que se vuelve distinta
siendo la misma,

el pensamiento del hombre
que se forja en la circunstancia
volviéndose un misterio del azar,

y los ojos,
estos ojos que entenderías distintos en otra cara.

Forma y contenido

Sólo se ve con el corazón,
lo escencial es invisible a los ojos.
El principito.

Lo visible es sólo una parte
de lo invisible.
Anexágoras


Y aprender la transparencia es apenas el comienzo
de aprender lo invisible.
Roberto Juarroz





Se sabe de las cosas
lo mismo que de los hombres se sabe.
Aquello que se nos muestra: la forma.
El contenido es siempre extraído
a través de la interpretación.
¿Cuánto será lo que no se muestra?
¿Cuánto más lo que no se sabe?

Digo más, porque ni siquiera se sabe con certeza
de lo que es mostrado.

Ni siquiera la forma escapa a la interpretación.

Hombre linterna

Una palabra es una luz
lanzada contra alguna cosa.

Un hombre de muchas luces
sería un hombre que cuenta
con muchas palabras
para encender muchas cosas.

mas sobre las palabras

Apago palabras
desdibujando un texto,
como se desdibuja la casa
a medida que se apagan las luces
de los cuartos que la conforman.

Voy reduciendo el pensamiento
hasta las proximidades de mi cuerpo,
como quien recorta por los bordes
una figura de papel.

Quedan sólo algunas pocas palabras,
como baldosas sobre las que me paro.

Desde allí te miro.
Desde allí se construye un nuevo texto,
en un idioma que no puedo leer.

Lo que queda

Voy al amor con dos ojos abiertos,
ciegos de luz
velando el paisaje.

Paso por él,
Que es otro abrir de ojos más sensato.

Salgo del amor
Y se caen un ojo abierto y otro cerrado.

Y voy ahora con un par de ojos impares,
calcando una parte del paisaje.

jueves, 23 de abril de 2009

*-5/ = 88

Para conseguir algunos colores
se debe previamente mezclar otros;
el verde por ejemplo
es previamente azul y amarillo.

El pensamiento es algo similar,
aunque nunca se sabrá con exactitud
de que mezcla proviene.

Quizá pensar verde
no sea exactamente pensar en el verde,
quizá verde sea otra vez el resultado.
Es probable que hasta decir verde,
ni siquiera sea pensar verde.

Así cuando pensamos en el todo,
no pensamos todo.
Cuando penamos en el silencio,
mezclamos cosas que no son silencio.

Pero tal vez pensar el hombre,
sea ahora sí el resultado del hombre.

martes, 14 de abril de 2009

Realidad abierta

La voz se agota en el silencio,
se desintegra lejos de aquí,
cuando ya no se puede vencer el aire.

Lo mismo sucede a la luz
a medida que penetra en la oscura noche.

El pensamiento, tampoco es ajeno y avanza,
consume palabras y en un momento
comienza a realentarse.
Se detiene finalmente
cuando no hay mas palabras,
empantanado en el balbuceo del sinlenguaje
como quien se interna en la arena movediza.

¿Es aquí donde todo termina?

¿Y si los signos se invierten
y el final no es sino el principio?

¿Si lo que sobresale del mar
es sólo un eco de la profundidad?

Un beso se adelanta al silencio
y extingue la voz,

unos ojos se anticipan a la oscuridad
e interrumpen la visión.

El asombro detiene el pensamiento
antes que se termine el abecedario.

Se comprueba así en un segundo
la existencia de lo invisible.

lunes, 9 de marzo de 2009

Escritos sobre el tiempo

Escritos sobre el tiempo, son hasta ahora dos textos surgidos del tiempo, que es tiempo a tu lado y de éste lado, que cuentan del ritmo, de la cronología de ciertos hechos, en fin, de la relación de las palabras con el tiempo, y también con el espacio, que aparentemente es el lugar donde el tiempo esta.
También cuenta sensaciones, que no se pueden contar con palabras, como tampoco se puede contar el tiempo, sin caer en el absurdo de hacerlo en treinta renglones con aquello que duro tres minutos, o bien su contracara, que es leer en tres minutos, lo que tardo mas de treinta en hacerse.



El mundo, punto de partida; el primer pensamiento se lo lleva la existencia inseparable del mundo. Luego aparece el departamento, la habitación como la forma que toma el mundo en ese momento frente a uno. Ya con los ojos abiertos dejó de ver para sentir esa mano que te aprieta algo adentro de la panza. Se recobra la visión; una mueca, como el signo de la sonrisa que se dibuja tras la boca. El cabello es la señal inequívoca primero de la luz y fugazmente después conducente hacia una especulación horaria.
Ella duerme sabiendo que a su lado alguien esta despierto, que hay ojos que miran sus párpados.
- Buen día. Despertar en vos es la mejor manera de despertar. Le dijo.

Vos. Nuevo punto de partida, la mueca que se convierte en la parte visible de la sonrisa invisible. La mano que aprieta el estómago se parece a tu mano. Los ojos se cierran en vos; el mundo. Pensó antes de volverse a dormir.




El reloj dice las diez. Pero también dice algo más, algo que no se dice con agujas como por ejemplo que son de la mañana y no de la noche.

Esa hora, que se congela en un ángulo obtuso, sólo si el vistazo es rápido y certero, parece ser un signo.

¿ Cuál será el mensaje entre lineas? ¿Qué es lo que flota entre horas y agujas?

La sensación parece decirlo a gritos, pero ¿ Cómo decodificarlos en palabras?

Resignación. pero esta no es una sensación, es una consecuencia. Es cierto que las sensaciones también lo son, pero más que nada son causa.

Y es en ese momento donde aparece ella. Entonces aparecen las palabras. La palabra ella y la palabra sentido.

Y las agujas se abren, y se pierden entre sus pelos enredados, y dejan de girar, y los ángulos también se abren, como una sonrisa, como la mañana en sus ojos. Y hasta yo me abro;

al punto de desaparecer.





viernes, 6 de marzo de 2009

Collares


Mujeres que hacen collares;
Hombres que se cuelgan,

de las tetas, de los ojos,
de los balcones por los pelos que sostienen.

Aretes que penden,

De la oreja y de la luna.
Pendientes y prendidos los miran,
Hombres colgados
De la nada.*


* Pueden dos mujeres ser una, o todas las mujeres. Puede un poema contener otro poema distinto, pero que diga lo mismo.
Todo cuelga de igual manera.

* Toda visión merece una segunda visión,
como un poema merece ser leído dos veces.

(Alguien sugirió que los hombres estaban perdidos en los ojos de la teta que miraba a la luna desde el balcón. Nosotros reconocemos esto, pero insistimos en los collares.)


miércoles, 4 de marzo de 2009

Por siempre Juarroz

1

El candelabro de los brazos largos
no elimina el asombro
que duplica el azogue
detrás del corazón de los espejos.

Cuando logramos apagar las velas
que en nuestros vagos ritos
nutren los molinillos de oraciones,
los espejos van formando en su fondo
la asombrada figura
de una boca que ya no necesita
palabras para hablarnos.

Sólo así comprendemos
que hasta el menor de los reflejos
es una imagen del origen,
un eco del silencio inaugural.



11

Detenerse ante el asombro
que se despliega en el gesto de la rosa
o en la maravillada tertulia
que entablan los colores y los pájaros
sobre la franja insegura del atardecer,
equivale a asombrarse del asombro.

Aparece entonces una nueva inocencia,
más esencial que la primera.
Sólo en ella germina
el asombro definitivo:
el reconocimiento a través de las máscaras.

La salvación por el asombro.


Roberto Juarroz
Undécima Poesía Vertical 1988 -III-

_____________

Despintar el paisaje del cuadro,
quitar el empapelado del cuarto,
pelar una fruta.
No detenerse en la tela,
la pared o la pulpa;
seguir quitando capas hasta el silencio.

Desnudar la realidad
hasta escuchar el eco del silencio original.

Un lector

Que otros se jacten de las páginas que han escrito;
a mí m enorgullecen las que he leído.
No habré sido un filólogo,
no habré inquirido las declinaciones, los modos, la laboriosa mutación de las letras,
la de que se endurece en te,
la equivalencia de la ge y de la ka,
pero a lo largo de mis años he profesado
la pasión del lenguaje.
Mis noches están llenas de Virgilio;
haber sabido y haber olvidado el latín
es una posesión, porque el olvido
es una de las formas de la memoria, su vago sótano,
la otra cara secreta de la moneda.
Cuando en mis ojos se borraron
las vanas apariencias queridas,
los rostros y la página,
me di al estudio del lenguaje de hierro
que usaron mis mayores para cantar
espadas y soledades,
y ahora, a través de siete siglos,
desde la Última Thule,
tu voz me llega, Snorri Sturluson.
El joven, ante el libro, se impone una disciplina precisa
y lo hace en pos de un conocimiento preciso;
a mis años, toda empresa es una aventura
que linda con la noche.
NO a acabaré de descifrar las antiguas lenguas del Norte,
no hundiré las manos ansiosas en el oro de Sigurd;
la tarea que emprendo es ilimitada
y ha de acompañarme hasta el fin,
no menos misteriosa que el universo
y que yo, el aprendiz.

Jorge Luis Borges
Elegio de la sombra. 1969

martes, 3 de marzo de 2009

Los Justos


Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.
El que agradece que en la tierra haya música.
El que descubre con placer una
etimología.
Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
El ceramista que premedita un color y una forma.
El tipógrafo que compone bien esta
pagina, que tal vez no le agrada.
Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
El que acaricia a un animal dormido.
El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
El que agradece que en la tierra hay
Stevenson.
El que prefiero que los otros tengan razón.
Esas personas, que se
ignoran, están salvando el mundo.


Jorge Luis Borges. La Cifra. 1981


Las cosas II

Regresar a las cosas,
Como regresa la abeja de vez en cuando a la flor.

Insistir también con el cuerpo,
Como insiste el pensamiento o el martillo.

Convencerse del tiempo,
Como convence la tumba a la viuda.

Hacerlo hasta agotarlas,
Como las gotas al fuego.


Es la única manera de no volver.

Hay algo

Hay algo en vos que sabe de mí,
como hay algo en los pájaros
que sabe en que dirección se debe migrar.
Un sentido oculto.

Hay algo en vos que me habla
y no sos exactamente vos.
Como no son exactamente olvidos
los que alguna memoria consulta para informar luego
[no sabemos a quién

Ojos que brillan como la luz en el vidrio
cuerpos que se reconocen
si no fuéramos humanos,
hablaríamos sen duda de olfato.

Hay algo en mí que sabe de vos,
algo que sabe de mí,
más de lo que se yo.

martes, 17 de febrero de 2009

Se parece a una conversación,
pero no lo es;

se parece a una danza,
pero no lo es.

Es como pintar,
como si se tocara un instrumento,
pero no.

Es beber el hambre,
o comer la sed.

Es siempre aspirar a sintonizar,
a vibrar en armonía.

Es cruzar un puente,
pero invisible.

Es que uno mas uno no sea dos,
sea uno pero distinto
o quizás cero.

Es un poema,
pero de saliva y aire.



Un beso es siempre mas que un beso.



Un buen poema es una contribución a la realidad. El mundo nunca es el mismo una vez que un buen poema se ha añadido a la misma.

Dylan Thomas.


Curiosidades:

"La pelota que arrojé cuando jugaba en el parque aún no ha tocado el suelo." Con esta frase de Dylan comienza la película de Eliseo Subiela, El lado escuro del corazón.

"O meke me a mask" esta cita, que pertenece a un poema del Galés, fue colocado por Cortázar como cita al cuento El perseguidor, dedicado a Charlie Parker.

El mismísimo Robert Zimmermann (Bobby) tomo el nombre de Bob Dylan por la admiración que le tenía a Dylan Thomas.

Amor

Pongo a mi almohada
tu nombre,

Combato tu ausencia
hasta en el sueño.


Beso a la tela,
como a tu boca.

Duermo solo,
pero con vos.

viernes, 13 de febrero de 2009


Buscar una cosa
Es siempre encontrar otra.
Así, para hallar algo,
Hay que buscar lo que no es.

Buscar el pájaro para encontrar a la rosa,
Buscar el amor para hallar el exilio,
Buscar la nada para descubrir un hombre,
Ir hacia atrás para ir hacia delante.

La clave del camino,
Más que en sus bifurcaciones,
Su sospechoso comienzo
O su dudoso final,
Está en su cáustico humor
De su doble sentido.

Siempre se llega,
Pero a otra parte.
Toda pasa,
Pero a la inversa.


Roberto Juarroz

jueves, 12 de febrero de 2009

Siestas Urgentes

Son siestas urgentes.
Tiempo que engorda al olvido.
Acto subversivo de salirse por un momento.
Dejar de ser útil,
Que no significa ser inútil.

Sacar la cabeza por la ventanilla,

Son siestas urgentes.

Más sobre el lenguaje

Pararse frente a las cosas,
como si todas fueran primeras cosas.
Mirar,
como si todas las visiones,
fueran primeras miradas.

Ver el mar;
pero sin galileo.
Una luz;
pero sin la clase de elctrecidad.
Una mujer;
sin la madre.

Arrancar las flores como Alberto Caeiro,
la primera inocencia de A. Machado,
los nuevos ojos de Proust.
Que todo paisaje sea un nuevo paisaje.
toda mujer sea primera mujer.
Tomar el aire con los pulmones de Adán.

No interpretar nada.

En última instancia,
hacerlo con la inocencia del que acaba de llegar.

miércoles, 4 de febrero de 2009

La lluvia que no llovió

La lluvía que quedó en la nube,
que el viento separó,
como las palabras que quedaron sin decir,
y el tiempo tapo:

regresan siempre.

Quizás no como lluvia,
ni como palabras;

pero es probable que tengan que ver
con este arroyo,

que sean parte del abecedario invisible
que teje esta visión.

martes, 3 de febrero de 2009

Submarino

Retorcerse como se retuerce un tornillo en la pared,
En busca de profundidad.
Hacerlo pero en la cama,
En busca del sueño perdido.

Girarse como se gira un caleidoscopio,
Buscando la misma figura que acaba de pasar.

Al despertar,
Sólo sospechas y transpiración frente al espejo.

lunes, 2 de febrero de 2009

Las cosas I

Aparecen,
Intentan perpetuarse,
Ocultan posibles escapes.
Se aferran,
pelean seriamente,
buscan refuerzos y los encuentran;
Insisten.

Increíblemente las reminiscencias resisten,
y siempre queda una gota por caer,
que exige mas fuerza al estrujar.

Pero por imposible que parezca,
en algún momento,

se agotan.

viernes, 30 de enero de 2009

Andábamos sin pensarnos


Burbujita que me llevas,
a mi y a ella;
será mejor no pensarte.
Ni siquiera las espinas de la flor
o el calor que te derribaran te piensan.

Oh! Que pecado sería pensarte!

* la fotografía pertenece a Dany
http://flickr.com/people/rogerdany/

La peor hora

Se siente demasiado cerca,
y hay razones para sospechar que es verdad.

Espera a la vulta de la esquina,
y uno nunca esta muy lejos de la esquina.

-siempre se esta saliendo, o bien se esta llegando.-

El miedo a que todo termine;
a volver a caer,
pero con el adicional que cada nueva caída,
multiplica el dolor al cuadrado.
Dolor que es en parte el fracaso,
del pensamiento y del sentimiento.
Fracaso generacional,
de la flor y de la esperanza.

Los espejos que reflejan las agujas
de la peor hora.

Sin embargo hay palabras que salen a luchar,
por los relojes sin agujas,
las esquinas sin rincones.
Palabras que van haciendo el poema
como a la vida,

que dan vuelta a la esquina
como a la página.

miércoles, 21 de enero de 2009

El dedo meñique del cienpiés.*

Acontece la sensación.
El punto desde donde surge la posterior reacción en cadena.
Surgen así más emociones y estas palabras.

Todo lo que se diga después,
Esto y lo de Uds. Lo que sigue.
Hay que buscarlo en aquél acontecimiento.

Mala educación

Una sensación que invade en un santiamén todo,
Especialmente la cara en todas sus cavidades.
Los dos ojos de la nariz se repliegan o constriñen,
Como una Raba en aceite hirviendo.

Fugazmente se cruza la vergüenza,
Que no puede convencer a nadie.
La boca grita con mucha fuerza,
Y expulsa –a los que verdaderamente gritaron-

Estos venían de todos lados,
Pero da la sensación como si rozaran los ojos y el lado de adentro de la nariz.
-el verdadero lado de adentro, del otro lado de la cara-
Y salieron volando.

El suspiro, la memoria que proyectaba
la imagen bastante fidedigna de las caras de los demás comensales,
la vergüenza vuelve y se apodera,
como si nunca hubiese huido despavorida
El plato de fideos
Alguien dice Achís!

(el lector puede decir enfatizando: H achís!)

domingo, 21 de diciembre de 2008

Salón famililar

Hablar sin parar, sin pensar.
A los gritos, si es posible sobre los demás.

No hacer una pausa.
Una pausa humana, para ver la flor, el pájaro, el niño.
Una pausa que pisa la pelota
Y hace que las cosas y los rivales sigan de largo.

Una pausa que hace dudar a Descartes,
Que hace empezar o bien retroceder unos pasos,
Sacar moños, papel de regalo y hasta quizás sacar de la caja,
No quiero decir desencajar,
Sólo una pausa, una coma, una mirada, un vale la pena.

Una pausa que ponga a prueba la inercia.

Interlocutor

Cundo uno habla solo, muchas veces habla con uno,

Pero muchas veces habla con otro.

Con el otro que se busca pero se teme encontrar.

Y quizá los mejores discursos sean para con este.

También es curioso cuando se habla con uno,

Pero el orador no es uno,

Sino lo otro.


Los unos son los unos y los otros son los otros.

Es posible que en algún lugar,

En alguna visión,

Sean todos lo mismo.


viernes, 19 de diciembre de 2008

Carta prólogo a la tercera Poesía Vertical

Julio Cortázar

Amigo Juarroz:

Perdóneme que haya tardado tanto en contestarle, pero no hace mucho que volví a París, después de unos meses de trabajo en Viena. Hace tiempo que quería decirle que la revista me es muy preciosa, en la medida en que puede hacerme oír desde tan lejos las voces nuevas y jóvenes de la Argentina. Pero ahora le escribo por otra razón más imperiosa: acabo de terminar la lectura de Segunda poesía vertical, y estoy todavía maravillado, sin dar ese paso atrás que inevitablemente damos después que un poeta nos ha hecho avanzar un poco más hacia la gran verdad de su mundo, del mundo. Sus poemas me parecen de lo más alto y lo más hondo (lo uno por lo otro, claro) que se ha escrito en español en estos años. Todo el tiempo he tenido la sensación de que usted logra asomarse a lo que busca con esa visión totalmente libre de impurezas (verbales, dialécticas, históricas), que en el alba de nuestro mundo tuvieron los poetas presocráticos, esos que los profesores llaman filósofos: Parménides, Tales, Anaxágoras, Heráclito. A usted (y a ellos) le basta mirar en torno para que toda visión prosaica caiga en pedazos ante ese apoderamiento total del ser por la poesía. He leído en alta voz los poemas que más entiendo (otros se me escapan o me reclaman una interpretación, que es quizá un auto-consuelo por no poder intuirlos de una sola vez), y en cada caso se ha repetido esa sensación prodigiosa de extrañamiento, de rapto, de acceso. Siempre he amado una poesía que procede por inversión de signos; el uso de la ausencia en Mallarmé, algunas "anti-esencias" de Macedonio, los silencios en la música de Webern. Pero usted potencia hasta lo increíble esas inversiones que en otras manos suelen acabar en juegos de palabras. Y entonces, esa mirada que ve y la mirada que no ve, una vez retorcidas en un mismo hilo, son algo prodigiosamente fecundo, una invención de ser. Hacía mucho que no leía poemas que me extenuaran y me exaltaran como los suyos, y se lo digo así al galope y sin releer, porque al final uno se pone tonto y le dan miedo tantas palabras sonoras. Pero siento que usted me creerá, y que ya somos amigos, y un abrazo.

Julio Cortázar
[Carta incluida en Tercera poesía vertical, Equis, Buenos Aires, 1965.]

sábado, 13 de diciembre de 2008


Miro a mi alrededor y todo es inmensamente grande; aire frío y espacio; luz. Y lo que busco también lo es, pero sólo después.
Primero debo encontrar el pasadizo, el agujero que me permita el acceso a la belleza del caleidoscopio. Un hueco en la pared; una manguera; una arteria; el túnel hasta el domingo en bombonera. El útero hacia tus manos, un tobogán hacia la alegría de tu espalda. Un telescopio que solo muestre tus ojos; un viaje colorido hasta el acontecimiento de tu piel, de mi esperanza en tus pantalones rotos.
Miro a mi alrededor y todo es inmensamente grande.


* La foto pertence a Josef Sudek

http://www.sudek-atelier.cz/new_web/eng/pozvanka.html

lunes, 8 de diciembre de 2008

Ab Initio

Tal vez no es a vos a quien elijo,
quizás me gusta mucho el que soy
cuando soy con vos.

Tal vez ni siquiera fui yo el que eligió,
sino un yo más lejano,
un yo que se relaciona mas con las sensaciones que conmigo;
un intermediario quizás.

Pero pese a todo,
y desde un principio;
noté que me gustabas.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Desafortuna

La carta que nunca llegó,
los afinados cantos en la ducha,
los gritos que se quedan atascados guturalmente;

pensamientos que mueren pensamientos,
la foto bella que el sol de frente oscureció,
una sonrisa a la nuca;

el acorde faltante tapado por la máquina de hacer ruido y además agujeros,
el amor que expiró guardado su término de vencimiento,
La sinceridad que llega tarde y se estrella contra una puerta que se cierra;

La verdad soltada a su suerte en el viento.

Sin embargo;
Mentiras que entran escondidas sin que nadie las detecte,
verbos mal entendidos se guardan sin que nadie los vuelva a investigar;

la buena suerte de la mala suerte,
lo que nadie quiso decir pero se escuchó,
el tropezón frente a la multitud.

La palabra que se ahoga sola en el aire,
como el beso marchito por el desencuentro
esperan en alguna parte el desahogo,

y el desahogo también espera, no sabemos por quién.

jueves, 4 de diciembre de 2008

Outro

Eu não sou eu, nem sou o outro,
Sou qualquer coisa de intermédio:
Pilar da ponte de tédio
Que vai de mim para o outro.*



* Mario de Carneiro
(Poeta portugués, contemporáneo de Fernando Pessoa)

http://www.youtube.com/watch?v=CHwPgxTIK5E&feature=related

(versión musical por Adriana Calcanhotto)

miércoles, 3 de diciembre de 2008

4/11/08

I

Revolotear como una mariposa
sobre uno y sobre lo otro,
dentro de los espacios de uno mismo,
Y sobre el abismo desconocido que empieza desde la piel hacia afuera.

Y hay algo que quiere nacer,
Que quiere abandonar al yo,
en todas sus variantes.
Romper el hermetismo en busca de un nuevo hermetismo.
Una iniciativa temeraria.
La intuición de una dolorosa caída.

II

Pero pese a todo,
tiendo un puente hacia vos.
Cruzo el amor
y me salvo del abismo.

Me salvo;
a mí, y al yo en todas sus variantes.

I

Combinaciones de tiempo y espacio en un punto,
hacen lo irrepetible.
Lo ultimo pero también lo primero.
Un punto tan pequeño,
tan distinto, tan hermético:
como una persona.
Un punto tan subjetivo,
tan limitado por el abismo como un poema.
Un punto tan infinito,
tan improbable pero posible como un mundo.

Un punto adivinando otro punto,
una mirada y unos ojos;
los míos y los que veo: los tuyos.

Fragmentos

La verdad nos hará libres; pero nunca se supo cuál era la verdad.-hay de los que piensan que siempre se supo-.
Tal vez haga falta pasarlo a negativo: no nos librará lo que no sea verdadero.

Así fue que comenzó a liberarse. Se deshizo de los disfraces, se desnudó de apariencias y se quedó sin espejos.
Regaló como San Francisco cuanto material lo sujetaba. Renunció a juzgar y a controlar lo incontrolable -prácticamento todo-. Lavó pies sucios; se bañó en agua fría.
Se sintió libre finalmente.

Si esa no era la verdad, nunca había estado tan cerca.

Sucesión de sucesos.

La letra golpea el papel
un insecto ininteligible golpea sobre la letra estampada
la luz los descubre a los dos
la visión se presenta después como un milagro ajeno sobre la luz.

Lo último que golpea es el pensamiento,
que llega y los descubre a todos.

A veces hasta se descubre él mismo;
entonces alguien apaga la luz.

Lógica de la subjetividad

1 El mundo es lo que pensamos que es,
1.1 aunque pensemos que no.

2 Hay tantos mundos posibles,
como pensamientos hay sobre la tierra.

3 Pero probablemente haya un sólo mundo:
3.1 No lo conocemos.

4 Lo probable es sólo eso: probable.

Dos de la mano (fragmentos)

Atrás habían quedado Dios y su derrota. El tiempo y su velocidad, la sociedad y su paternalismo, el pensamiento y su sombra.
Las huellas desaparecían, dejando de ser huellas.
Dos de la mano; el eco de la luna sobre el agua.
Alguien sugirió el parecido con otro Dios.

.-.

Las cosas en su forma
el color en su visión
el sonido en su fugacidad
el silencio aferrado al origen.

la nada en su inmovilidad.

La huella en su condición
el pensamiento en su insistencia
el grito en su intento
la flecha en su vuelo;

como el hombre en su amor:

¿Qué buscan? ¿Salvarse?
¿De quién?


La respuesta quizá no esté tan lejos,
pero pertenece a otro orden de cosas.

Estéril el lenguaje en ésta búsqueda
ajeno a la simultaneidad de lo pasivo.

El verbo aunque transformado sigue siendo movimiento.

jueves, 13 de noviembre de 2008

l * l .

Una gota más entre las gotas cayendo,
Otra forma tan distinta como parecida.
Una nueva mirada desde el cielo acercándose,
Otra silueta que abraza la tierra en un segundo,
Poniendo a prueba la permiablilidad del suelo.

Un pensamiento que sale,
la sombra tras él,
Y no pueden verdaderamente traspasar la ventana.

Entonces la visión se suelta y la penetra,
como el cuerno de un caracol.
Sale de la casa pero se topa con una nueva ventana
Y es el final del viaje.

Pero es también el principio del viaje,
que comienza justo donde termina la visión.
Un viaje hacia adentro,
un paisaje al revéz.

Una búsqueda que terminará irremediablemente
estampada contra otra ventana.

-Para Anita-

miércoles, 12 de noviembre de 2008

,
Descubro por mera casualidad una casa. Una casa comprada y no tomada. Ubicada en Banfield, zona sur de Buenos Aires. Era la casa de Julio, donde se podían ver carteles, placas y hasta un monumento con forma de pluma, situado en la esquina.
A unos pocos metros, sobre la misma cuadra había vivido un amigo, quién en ese momento me había llevado hasta allí.

--¿Vivías a tres casas de Cortázar?
-Sí
-- Que loco...Frená que voy a sacar una foto.

domingo, 26 de octubre de 2008

Alterego

Hay una gota que cae
y un suelo q se empapa.

Una flor que crece,
y una sombra que retrocede.

Un rayo de sol que entibia
y una lágrima que lo refleja.

Una conciencia que duerme
y otra que se enciende.

Hasta hay un yo que piensa
y otro que contesta.

Hay un mundo que habla
y un mundo que escucha:

Cuando uno se superpone
hay algo q tropieza,
o que sigue y que debió tropezar.

Punto de partida (punto de llegada?)


Un cronopio pequeñito buscaba la llave de la puerta de calle en la mesa de luz, la mesa de luz en el dormitorio, el dormitorio en la casa, la casa en la calle. Aquí se detenía el cronopio, pues para salir a la calle precisaba la llave de la puerta.*

*Historias, Julio Cortázar -Historia de cronopios y de famas-.

sábado, 25 de octubre de 2008

Visitante

El sueño viene
como vienen las cosas que sólo se dejan ver
una vez que ya están adentro.

Aparece de improviso
como lo hacen las cosas
que nunca se pueden ver desde una ventana.

No se puede saber donde vive,
donde duerme.
Intuyo que entra en mí.

Noches de excepcional lucidez,
me permiten verlo pasar.
sentir el roce del aire que provoca la velocidad.

Golpearme,
como golpea la luz al llegar.

Al despertar sólo quedan rastros,
olvidados por el sueño:
que al despertar se habrá ido.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Una mañana


Despertar soñándola,
pensándola;
a ella y a un rescate urgente de su ausencia.

Dormir no sin antes escribirla.
Rescatar;
a ella y a mí.

Salvarse,
en el fondo salvarse.




II

Miradas que enriquecen el lunguaje
y no entienden el idioma.

Miradas que se huelen,
miradas que se palpan,
miradas que conversan y penetran.

Miradas herméticas de ellas,
colgadas del momento.
Miradas que se abren paso,
Miradas sin vergüenza.

Miradas que respiran,
y encienden en lo inhóspito un fuego invisible.
Miradas que se clavan
como lanzas de la visión.

Seducción inteligente,
de miradas que sin hablar enriquecen el lenguaje.

Una noche

El más bajo de todos los números altos,
el primero y no el último.
Un pedazito del pedazo,
del pedazo del pedazo mas grande.

Pequeña partecita de tiempo,
del que se fue, si es que lo hizo,
del que vendrá, si así lo hiciera.

Burbujita:
Seguramente permeable,
que nos alberga a los dos.
En esta puntita de infinito y de amor
que nos toca entre la casualidad y la soledad.

* Foto del mismo autor

Buscar


Cambiar de posición,
inmediatamente tomar aire
como lo hace la tierra
cuando le quitamos el pie de encima.

Pensar como Girondo en las venas y nervios
que nos envuelven como un ovillo,
en lo imposible de escribir desde las venas!

Sentir la piel,
imaginando como se sienten las escamas del salmón
al zambullirse de nuevo en el agua.

Buscar;
aunque sea sin remedio,
como busca el movimiento.

*La pintura es de José Rovira

I II I II I --II--

La necesidad de que alguien nos rescate,
en el ultimo minuto justo a tiempo,
está presente en todas las búsquedas.

Fue la causa de tantas decisiones,
de tantos matrimonios,
de tantas razones,
todas ellas cómplices de alguna sonrisa oculta
que sabía del rescate.

La necesidad de salvarnos,
de pensarnos salvados.

Frente a todo la posibilidad,
de hacer el intento y detenerse.

De dejarse alcanzar por lo que nos persigue.




* Fotografía del mismo autor

miércoles, 11 de junio de 2008

Poesía Vertical

Un poema quebrado,
como un tronco partido por un rayo,
como un tallo roto
por el propio delirio de la flor que sostiene,
exhibe pronto en el lugar de su ruptura
algo que se parece a un regreso.

La vergüenza de amar sólo lo múltiple
va convirtiendo al amor en locura.
en un sol que se desplaza de improviso
a la vereda de enfrente.

El poema se quiebra
para que el amor reconozca en su propia sustancia
la unidad de lo múltiple
y pierda su vergüenza.

El poema se quiebra
para que el sol regrese.



Roberto Juarroz

Poesía Vertical

Dónde está la sombra de un objeto
apoyado contra la pared?

Dónde está la imagen de un espejo
apoyado contra la noche?

Dónde está la vida de una criatura
apoyada contra sí misma?

Dónde está el imperio de un hombre
apoyado contra la muerte?

Dónde está la luz de un Dios
apoyado sobre la nada?

Tal vez en esos espacios sin espacio
esté lo que buscamos.

Roberto Juarroz

sábado, 17 de mayo de 2008

La esfera

Una esfera gigante encierra y confunde el cielo y el suelo. Subsuelo y hasta sobrecielo son la misma cosa.

Los números no sirven, todo cuenta lo mismo. Todos los números volvieron al uno.
Todo tiene un sólo nombre porque no hay razón para separar lo homogéneo. Clasificar seria como cultivar el sin sentido. Todo es parte de todo. No hay ni principio ni fin. Absolutamente todo es esfera. La unidad diversa es considerada un invento. Los inventos no son considerados. El único invento es la esfera y allí ya esta todo incluido.

Así, la mano es una parte del pie, el ojo la base donde crecen los cabellos. La espalda esta sostenida por la nariz. El cuerpo rueda con la esfera, sin arriba ni abajo, y ésta rueda con aquél.

No existe tampoco, lo chico ni lo grande. Ni siquiera la muerte existe, porque es considerada parte de la vida, y la vida es la esfera esfera. Inclusive el infinito. Afuera sin duda esfera. Lluvia y sol son esfera, viento y luna y Marte son también esfera.
La mentira es mentira y la verdad no existe. En la esfera todo es cierto, desde que todo es ella.

Sólo hay una sola palabra: Esfera.
Por supuesto, una sola palabra
y su silencio.


Nadar, pero parado. Vertical.
Caminar; no sobre el camino
sino sobre la nada. Nadar.

A los manotazos, a los vistazos,
Hasta que por fin aparece.
El agujero de la cerradura con la llave.
La punta del nervio,
el dedo meñique de una de las patas del ciempiés.

Ahora sí, apretar con firmeza,
traer hacía uno.
De allí dentro hasta aquí afuera,
De allá afuera, hasta aquí al lado.

Ver como la nada deja de serlo,
los colores atrapan a los cuerpos.
La voz se transforma en palabra
y ésta va hacia las cosas.

Entonces;
Caminar marcha atrás,
inaugurando el camino pero al revés.
Cerrar los ojos,
abrir la mano. Soltarse.

Dar unos pasos hasta el margen,
saltar de espaldas hacia el abismo.


martes, 6 de mayo de 2008

H

El silencio no se rompe,
se lo cambia de lugar.
Se lo coloca en otro sitio
y hay veces que se corre por sí mismo.

El silencio no es vacío,
ocupa un espacio,
y hasta tiene peso.

El silencio de la H - por ejemplo -,
es tan pesado
que puede llegar hasta desbalancear una palabra.

Lunes 1.30 AM -tautologia-

Recorrer el entretejido invisible,
no pretender hallar nada,
Brincar sobre los hilos cuando se encuentra algo.

Regresar;
desde lo más lejos,
regresar como regresan
los que saben que nunca se fueron.

Pero lo más importante va a ser siempre volver;
hacia la telaraña fluorotransparente,
volver como vuelven
los que saben que nunca regresaron.

Principio de la Inercia

Desde donde algo termina,
empieza algo.

¿O quizás no empieza nada,
y es lo mismo que sigue,
pero invisible?

Terminó allí,
sin embargo ha quedado algo
que llegó hasta aquí.

jueves, 1 de mayo de 2008


Fotos de Idolos.

Un recuerdo del Africa.

Un recuerdo por separado.




Llegar a éste momento.



Las ganas de nada,
que son ganas de todo.
Los golpes severos,
que curaron en el fondo.

Excesos que echan a patadas
a otros excesos.
Miradas hechas pedazos,
como signo de una visión.

Las necesidades reducidas en tamaño,
la nada que derrocha nada.
El silencio que da derecho al deseo,
de llegar a éste momento.

27/4/8

Un cielo sin sol,
Un eco de nada.
Una mañana sin hoy,
Un destino sin paradas.

Un día desprendido de todo,
Una esquina vacía.
Toda la luz volcada de una sola vez,
Sobre todas las cosas.

Una visión sin pensamiento,
Una voz rumbo a la luna.
Un poema perdido,
Entre todos los hombres.

Pero también un desierto con idea,
Un hallazgo en camino.
Una flor escondida que guarda un secreto,
Contra todos los tiempos.

martes, 29 de abril de 2008


A medio siglo


Hace cincuenta años, asumía la presidencia quien fuera no sólo el "último estadista", sino también el único gestor de un proyecto de país realizable y realizado en parte durante el glorioso período que va desde 1958 hasta 1962.
¿Qué más se puede decir que no se haya dicho?

Queda un sueño trunco que parece cada vez mas lejano y queda el recuerdo de Don Arturo Frondizi: intelectual y patriota argentino intacto para algunos, olvidado o desconocido para otros. Para los que estamos en el primer bando nos llena de orgullo y satisfacción recordarlo pasado ya medio siglo.

Mis más profundos agradecimientos a el padre del Desarrollismo; el co fundador del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID); el "culpable" de alcanzar el auto abastecimiento petrolero; el pacifista que proponía la no exclusión de cuba de la OEA; el "subversivo" que se entrevistaba con el CHE; el abogado graduado con Medalla de Honor; el doctrinario; el intelectual; el estadista;

el único, el ultimo.



29/4/08





lunes, 21 de abril de 2008

Más difícil


El afán de encasillar,
De encuadrarlo todo.
Hasta el aire es objeto de enfrasque.
Las palabras corren suerte de sujeción,
Dentro de un cuadrado de márgenes.

Más difícil es detenerlas.

Siempre hay una llave que abre paréntesis,
Márgenes que sin remedio ceden ante la fuerza
O ante la insinuación.
Hojas que se entregan
Incluso boca abajo.

Imposible detenerse.

Los límites se estiran siempre,
Mientras se aferran con uñas y dientes
Desaparecen suavemente como un hilo que de fino escapa a la visión.
No se distingue lo que desde dentro sobrepasa el margen,
De lo que vive fuera
Y a saltos de cabeza deja de lado el borde.

Los bordes son también limitados
Y hasta el límite tiene un borde.

Más difícil es detenerlos.

Una hoja

Una hoja en blanco es un llamado,
Es un brote que mira a la nube
Esperando ver el agujero por donde caerá la primer gota.
Es el silencio que interrumpe la estupidez.

Una hoja en blanco es una boca que se detuvo en medio de la calle,
Es la tecla entre las teclas
La foto que creció hasta ser foto.
Es el café que sobrevivió al lunes feriado.

Una hoja en blanco es la que el olvido del otoño dejo verde,
La que aguanto sin soltarse el invierno.
El salto en primavera.
Es el verano que cabe en un vaso helado.

Una hoja en blanco,
Es eso que ya no es.

Intemperie

Palabras soltadas al viento
Obligadas a saltar de la boca,
Se caen al vacío.
En el aire nadie escucha sus lamentos.

Puede que alguien las rescate,
De su viaje sin retorno,
Pero lo más probable es que anden por ahí,
Deteriorándose, desgastándose a la intemperie.

En última instancia intentan un manotazo salvador,
Así se aferran a las cosas
Que por desgracia tienen superficie resbalosa.
Cosas con o sin nombre.

En algunas casos vacías,
Pero cosas sin espacio para las palabras.

3/11/07

Puede el cuerpo ir desapareciendo poco a poco,
Pero puede también salir corriendo en un segundo.
El estómago puede quedarse,
O más bien puede reducirse todo a estómago.

Se pierde así la visión,
Los sentidos y el pensamiento se evaporan.
Se respira con los nervios
Los ojos no distinguen hacia fuera ni hacia adentro.

Puede le mundo desintegrarse,
Como se desintegra una flor congelada
Y ser recogido por el suelo,
Puede que todo se integre en un punto.

Es desde el punte donde todo re surge,
Las cosas vuelven y el cuerpo se re arma.

Pero puede también reaparecer todo en un instante.

viernes, 18 de abril de 2008

El beso - que nunca te dí -



Se encuentran/Se cruzan/
Se miran/Se Observan/
Se piensan/Se vuelven a mirar/
Se alejan/Se especulan/
Se extrañan/Se acercan/
Se ríen/Se acarician/
Se hacen cosquillas/Se lastiman/
Se duelen/Se pierden/
Se fuerzan/Se marcan/
Se aprietan/Se odian,
Se quieren/Se vuelven a mirar/
Se adivinan/Se vuelven a encontrar/
Se des-encuentran/Se des-visten/
Se visten/Se miden/
Se juzgan/Se apuran/
Se equivocan/Se conocen/
Se esperan

¿Se besan?



(La pintura es de Gustav Klimt- 1907-)

Vertical

Se puede descender hasta las profundidades,
nadar en el abismo repleto de la nada.
Volar por ese vacío que es el espacio.

En el viaje encontrar islas coloridas,
cubiertas, re-cubiertas y sin des-cubrir
Se puede seguir bajando,
pero de pronto,
casi inevitablemente se comienza a subir.
Verticalmente, sin escalas,
trepando por el cielo,
que es tan profundo como el mar.

Puede ser que el subir produzca vértigo,
pero luego de un tiempo se acostumbra,
a los colores claros y livianos.
La sensación de sensatez invade el espacio entre las cosas,
a medida que el aire desciende acariciando el cuerpo.

El viaje se interrumpe,
cuando se choca con el ombligo de Dios.


Dialéctica

Si la vida es la interrupción
entre la nada y la muerte,

La muerte es el intervalo
entre la vida y,

Otra véz la nada?

Fuera de la hoja, dentro del abismo del márgen.

Besar tu frente sin despertarte,
enviarte flores sin nombre,
taparte con lo último que tengo,
jugar al aladino.

Saltar al abismo cuando no te das cuenta,
darte sólo por dar,
verte reír como único fin.
Olvidarlo todo frente a tu frente,
mirarte cuando no me ves.

Acariciar con sumo cuidado tu sombra,
Escuchar con fino oído tu eco,
Dormir en tu perfume,
detenerme sobre tu huella.

Pasar frente al espejo haciéndose el distraído,
Regar el jardín del vecino,
sembrar a ojos cerrados,
Escribir desde el anonimato.
Lavarte los pies.

Darle un beso a tu sueño,
se parece a despertarme.