viernes, 30 de enero de 2009

La peor hora

Se siente demasiado cerca,
y hay razones para sospechar que es verdad.

Espera a la vulta de la esquina,
y uno nunca esta muy lejos de la esquina.

-siempre se esta saliendo, o bien se esta llegando.-

El miedo a que todo termine;
a volver a caer,
pero con el adicional que cada nueva caída,
multiplica el dolor al cuadrado.
Dolor que es en parte el fracaso,
del pensamiento y del sentimiento.
Fracaso generacional,
de la flor y de la esperanza.

Los espejos que reflejan las agujas
de la peor hora.

Sin embargo hay palabras que salen a luchar,
por los relojes sin agujas,
las esquinas sin rincones.
Palabras que van haciendo el poema
como a la vida,

que dan vuelta a la esquina
como a la página.