miércoles, 14 de julio de 2010

Problemas y soluciones

Es fácil llegar
a la tautología,
zambullirse en el cero
desde lo más alto.
Todo y nada
si y no
o quizás ninguno.

Está en las cosas,
en los hombres
mejor dicho.

Cortázar dice: combartirse
a uno todo el tiempo.
¿Combatir también al que combate
-parte de uno-?
¿Qué combatir? es decir
¿Hasta dónde?

Al que conteste estas
preguntas
¿Combatirlo también?