domingo, 4 de julio de 2010

El fondo

“Ay, yo lancé ciertamente mi red en sus mares y quise pescar buenos peces; pero siempre
saqué la cabeza de un viejo dios.”
F. Nietzsche



Se vacía el mar de la culpa,
Se le da vuelta al asunto,
Mientras se evacúa el agua
Y al final,
Cuando ya el lecho esta vacío,
Sobre el fondo yace
Desnudo un Dios descubierto.

Ahora sí: comienza el diluvio.