viernes, 18 de abril de 2008

Fuera de la hoja, dentro del abismo del márgen.

Besar tu frente sin despertarte,
enviarte flores sin nombre,
taparte con lo último que tengo,
jugar al aladino.

Saltar al abismo cuando no te das cuenta,
darte sólo por dar,
verte reír como único fin.
Olvidarlo todo frente a tu frente,
mirarte cuando no me ves.

Acariciar con sumo cuidado tu sombra,
Escuchar con fino oído tu eco,
Dormir en tu perfume,
detenerme sobre tu huella.

Pasar frente al espejo haciéndose el distraído,
Regar el jardín del vecino,
sembrar a ojos cerrados,
Escribir desde el anonimato.
Lavarte los pies.

Darle un beso a tu sueño,
se parece a despertarme.